lunes, 16 de junio de 2014

Mi nuevo novio parece excitarse sólo si simulamos que está forzando. ¿Es normal?



Existe una parafilia o “desviación” sexual llamada biastofilia, comportamiento en el que la excitación, la facilitación y el logro del orgasmo son dependientes de atacar, forcejear o asaltar violentamente a alguien que opone resistencia.  Su caballero pareciera ser biastofólico, por lo menos en algún grado, ojalá circunscrito al ámbito de la inofensiva fantasía.  Si disfruta o no usted con semejantes simulacros es lo primero que habría que saber, y actuar en consecuencia.  Y aun cuando encontrara cierto placer en ellos, debiera medir sus probables peligrosas implicancias, por lúdicos, histriónicos e inocuos que parezcan.  No estaría demás que indagara usted sobre el prontuario de su peculiar compañero de lides.


No hay comentarios:

Publicar un comentario